viernes, 12 de diciembre de 2014

Como fabricar arboles para usar con miniaturas

Hace ya tiempo, explicaba cuanto me gustaba usar miniaturas de Heroclix, de la serie El Señor de los Anillos y del Hobbit, para representar partidas del Anillo Único. En esta ocasión vamos a aderezar un poco mas la imagen y aspecto de nuestro tapete con un poquito de escenografía para ir complementándolo. Los materiales a usar son sencillos y asequibles, como tronco esta vez emplee un lápiz del Ikea (todos tenemos, y muchos) junto con unos cuantos palos de chupa chups, mejor los de papel, mas fácil moldearlos. Los colocamos figurando ramas y raíces en torno al tronco y lo mantenemos todo junto con un poco de cinta. Simple hasta ahora, ¿verdad?. Pegaremos con cola las tres patas que vamos a usar a modo de raíces a una base de madera fina o de plástico, lo que tengas mas a mano. Una vez montado el esqueleto principal, y este seca la cola, lo rodearemos todo de papel de cocina humedecido con una mezcla de cola de carpintero diluida al 50% en agua, mejor usar un pincelito para ir aplicando la mezcla y no pringarnos hasta arriba. Si no tenéis cola de carpintero podéis usar una mezcla de harina y agua, lo que nos interesa es que al secarse se endurezca y tengamos algo solido con lo que trabajar.


Para la copa del arbol, se puede conseguir facilmente poliestireno expandido (el que hace bolitas blancas) o porexpan, lo cortamos en trozitos y los vamos pegando uno a uno en torno a las ramas que habremos dejado en la parte de arriba. Una vez seco usaremos un mechero para ir aplicando calor en los bordes que deje el corcho blanco dándole una forma mas redondeada. Como hierba artificial emplearemos serrín y un poco de colorante verde, lo mezclamos, dejamos secar y filtramos para que quede completamente separado.


Para unirlo a la base, se puede usar la misma mezcla de agua y cola que hemos empleado antes, pero hay un método aún mas simple, laca. La laca para el pelo, la mas barata y guarrindonga que encontremos, le damos un buen manguerazo a la base y dejamos caer la hierba artificial sobre la base, damos otra capa generosa de laca y dejamos secar. Repetir cuantas veces quieras hasta obtener el resultado deseado. Para pintarlo yo he empleado una primera capa base en spray en un marrón mas claro y luego con pintura acrílica y un pincel con un marrón mas oscuro, dando brochazos, sin preocuparme de rellenarlo todo, de tal modo que logramos un efecto de profundidad con las dos tonalidades de marrón. En cuanto a la copa, no uses pintura en spray porque se come el porexpan, con un pincel y acrílico se hace mas facil.

En resumen, hemos logrado unos cuantos arbolitos, faciles de hacer, simples y baratos con los que adornar nuestro mapeado en el que situaremos las figuras representativas del juego en el que estemos inmersos en este momento. Para esta ocasión tenemos a un par de elfos confiados paseando por un bosque que no parece tan pacífico como cabría suponer. El resultado merece la pena.