martes, 24 de febrero de 2015

El Anillo Único: Ruinas del Norte, Pesadillas de Angmar

Desde Cubicle 7 nos han dejado un extracto de las primeras 11 páginas de su nueva colección de aventuras en las tierras de Eriador, estamos hablando de Ruinas del Norte, para el Anillo Único. Y así podemos echar un vistazo a la primera de las mismas, y comprobar si tiene la misma calidad que el impresionante, y que a mi me hizo enamorarme de este juego, Relatos de las Tierras Ásperas. La primera de las seis aventuras incluidas es Pesadillas de Angmar (Nightmares of Angmar) y pasamos a mostrarla:


- Pesadillas de Angmar -
  • Cuándo: La compañía puede ocuparse de esta búsqueda en otoño de cualquier año entre 2954 y 2977.
  • Dónde: La aventura comienza en las Colinas Negras en los Valles de Gundabad, marchando hacia las montañas de Angmar y la fortaleza en ruinas de Carn Dûm, y puede finalizar en Rivendel entre los elfos.
  • Qué: Los trasgos están invadiendo las guaridas de las tribus de los hombres de las colinas y secuestrando a sus niños, matando a sus mujeres y huyendo al norte. Los héroes comienzan teniendo pesadillas acerca de una fortaleza desolada en la que se mantiene cautivos a los pequeños. Embarcándose en la aventura para rescatarlos deberán persuadir a los hombres de las colinas de abandonar su oscuro pasado y unirse a los pueblos libres del norte en contra de la Sombra.
  • Por qué: El Señor de los Nazgûl está atrayendo a los hombres de las colinas de Gundabad de vuelta a las ruinas de Carn Dûm para restablecer su fortaleza de la hechicería. Si los jugadores pudieran salvar a sus hijos y construir una alianza, salvarían a estos hombres de ahondar en una terrible senda de maldad y frustrar los planes del enemigo.
  • Quién: La compañía es convocada por Hwalda, Essylt y Fráech, cuyo destino pende de un hilo.

Fase de Aventuras
La aventura se divide en seis fases, que comprenden el primer contacto con los hombres de las colinas, la reunión de la compañía, el viaje por las Montañas Nubladas hacia Angmar, la cacería en las ruinas de Carn Dûm y el viaje final hacia Rivendel
Para los detalles concernientes a diversas localizaciones y personajes destacados en esta aventura (incluidos los hombres de las colinas de Gundabad, el espíritu del hombre lobo, Hwalda la guía, y otros tantos) ver la descripción del Valle del Gundabad en el Corazón del Yermo, comenzando en la página 13.


Parte Primera - Yelmos Negros
En las Colinas Negras de Gundabad, los héroes se encuentran con una tribu de hombres de las colinas. Los compañeros compiten en un ritual de lucha, para probarse a sí mismos y lograr la confianza de los salvajes, pero su celebración es interrumpida por una gruesa capa gris de niebla que rápidamente se asienta sobre la tierra.

Parte Segunda - Trabajo orco
Cuando se escuchan gritos a través de la niebla, pronto se descubre que los trasgos han atacado el asentamiento de los hombres de las colinas, matando a sus mujeres y raptando a sus niños. La persecución acaba cuando aparece una manada de feroces huargos. Los héroes comienzan a tener pesadillas acerca de unas antiguas ruinas repletas de malvadas criaturas.

Parte Tercera - Acerca de las mujeres de las colinas
Los compañeros se unen a una joven huerfana llamada Essylt con la misión de recuperar a los niños robados, entre los que se encuentran sus hermanos pequeños. La protege Fráech: un fiero guerrero de la tribu de su tío. Pero ¿cómo cruzarán las heladas montañas del norte?. Deben encontrar a Hwalda, una experimentada guía sin ningún cariño por trasgos o lobos, y persuadirla para que os guíe.

Parte Cuarta - Montañas y monstruos
Los compañeros se atreven con un viaje a través de las Montañas Nubladas hacia Angmar, haciendo frente a patrullas de trasgos y una terrible amenaza de un tiempo pasado.

Parte Quinta - Carn Dûm
Cuando al final la compañía alcanza las ruinas que acechan sus sueños, deben buscar en sus salones y túneles subterráneos para encontrar a los infantes.

Parte Sexta - Un inesperado enemigo
Un malvado servidor de la Sombra trata de seducir a Essylt para unírsele en la reconstrucción del reino de Angmar. El destino de los hombres de las colinas y de sus hijos queda por fin determinado.

Epílogo - Hacia Rivendel
Gracias a sus heroicas labores, los compañeros se han ganado el acceso a Rivendel, el santuario protegido por el maestro Elrond.