viernes, 27 de febrero de 2015

La maligna trinidad del Aquelarre

Padre, hijo y espíritu ... demoníaco

Me pasé esta mañana por Generación X y por fin me hice con un ejemplar del esperadísimo Daemonolatreia y con otra de su maligna contraparte, Ars Maléfica, el cual ya se encuentra agotado en la editorial culpable de tanta maldad, Nosolorol, y solo es posible adquirirlo en los fondos de las estanterías de tu tienda habitual (o su copia digital en la página de su web). Ya voy avisando de que la semana que viene se la dedicaré en exclusiva a este gran juego, reseñando cada manual por separado, por si acaso os quedase alguna duda de la validez de su compra ... pecad hijos, pecad.



Ante todo mencionar la excelente calidad, tanto del papel usado como del encuadernado. Las tapas y sus junturas son firmes y el pegamento no cruje, los manuales son sólidos y está asegurado su uso a largo plazo. 


Curioso el hecho que en el caso del manual códice las letras del canto vayan de arriba a abajo, mientras que en los suplementos estas marchen de abajo a arriba, pero ya se sabe que cuando el diablo mete mano... 


La comparación de contenido de los tres libros es evidente, mientras que el manual de reglas de Aquelarre alcanza las 536 páginas, Ars Maléfica es el mas ligero y "solo" llega a las 176, y por último, en lo referente a Daemonolatreía, compuesto por 272 páginas en total.

No os perdáis la próxima semana, que iremos reseñando uno a uno, y con la minuciosidad que se merece a cada manual, pantalla incluida. La semana que viene es la semana de Aquelarre en El Guardián de los Arcanos.