miércoles, 4 de febrero de 2015

Pathfinder: Forjador de Reyes, los Ríos se tiñen de Rojo a las tiendas

Desde el facebook de Devir nos llega el siguiente número de la senda de aventuras de Forjador de Reyes, los Ríos se tiñen de Rojo, que supone la segunda entrega de esta primera campaña publicada en castellano por la editorial que nos trae Pathfinder en castellano. Aunque según las noticias que nos han ido llegando, Devir, una vez descartado traer la quinta edición de D&D, va a poner toda la carne sobre el asador con Pathfinder. Cada trimestre sacaran un libro de reglas, en el siguiente orden: Bestiario 2, Guía del Jugador Avanzado, Magia Definitiva y Combate Definitivo. Entre abril y marzo nos llegarán las cajas de peones del Bestiario y de la campaña del Auge de los Señores de las Runas, así como la Caja de Inicio. En cuanto a las sendas de aventuras prometen dar caña, ademas de Forjador de Reyes, para este año tratarán de sacar: Concejo de Ladrones (Council of Thieves), Calaveras y Grilletes (Skulls and Shackles) y el Regente de Jade (Jade Regent), así como dejar abierta la decisión al público de la siguiente senda por votación popular. Toda una oleada que enriquecerá nuestras estanterías y empobrecerá nuestros bolsillos :P


Los Ríos se tiñen de Rojo
Por Rob McCreary
Senda de Aventuras Pathfinder # 32, Niveles 4-6
Habiendo explorado gran parte de la región de cuya topografía han sido encargados, a los PJs se les concede los fondos y recursos de Restov junto con el mandato de fundar una comunidad para solidificar el control sobre la zona. Poco a poco los PJs empiezan a reunir los recursos locales, tratar con los habitantes de la región, y lidiar con las amenazas cercanas. Estabilidad y orden están lejos de estar establecidos, sin embargo, una banda de troles (Trolls, leches, Trolls) altera la paz, y mientras los PJs se aventuran a enfrentar estas amenazas, un oso lechuza de proporciones legendarias agrede a su comunidad en ciernes. Junto con algunos otros capaces de defenderse de las amenazas de las tierras salvajes, depende de los PJs el asegurarse de que los recientemente asentados en sus tierras, así como ellos mismos, no encuentren un fin ignominioso en las peligrosas tierras fronterizas.