martes, 14 de julio de 2015

Evil Awakens Chapter 2 Titansgrave

Cuanto mas veo del programa de Wil Wheaton sobre Titansgrave, The Ashes of Valkana, para Tabletop, mas me siento atraído por el mismo. La capacidad narrativa de Wheaton, la imaginación desbordante del escenario de campaña y la simplicidad del sistema A.G.E. Fantasy son una suma de factores que te introducen de lleno en un mundo que te absorbe por completo. En este, segundo capítulo del show avanzamos en la historia continuando con la presencia del barón de la birra y sus vicisitudes con su producción de cerveza.

Director de Juego: Wil Wheaton
Aankia (Saurio pícaro acompañado de su pequeño robot Jeremy): Hank Green
Lemley (Guerrera humana con miembros biónicos): Laura Bailey
S’lethkk (Mago medio orco medio saurio): Yuri Lowenthal
Kiliel (Arquera medio elfa medio enana): Alison Haislip


Los jugadores acuerdan acompañar al barón de la birra para ayudarle con su última producción, encontrándose con un primer obstáculo: una cabina de peaje. De este modo hallamos una pausa en forma de comedia llevada con maestría por parte de Wheaton, en vez de crear una situación y plantársela ante los jugadores prefiere optar por acudir a los antecedentes creados por los mismos, usando un rival de Lemley, un enano con un solo ojo y permitiendo que sea la jugadora la que recree la escena de la manera que considere mas divertida. La función del master en este caso no es solo llevar un guión si no también introducir y meter a los jugadores dentro de la dinámica, haciéndoles pasar de meros espectadores a actores principales que no solo forman parte de la historia, si no que además la crean. “What is the reason for this dwarves antagonism towards you?” (¿cuál es la razón del antagonismo de estos enanos hacia ti?) y permite a la jugadora dar una respuesta interesante. En este caso Laura/Lemley se inventa que destruyó su tienda en la que guardaba ciertos artefactos religiosos muy apreciados. De esta manera se vincula a un personaje no jugador al grupo y se puede explotar su aparición con resultados dramáticos y argumentales. La situación se supera cuando Yuri/S’lethkk lo soborna con un poco de cerveza, reduciendo la tensión del encuentro. Los jugadores forman parte de la historia y están completamente dentro de la partida.

Posteriormente cuando llegan a la mansión de la cerveza, otra vez Wheaton pregunta a los jugadores para que sean ellos quienes describen lo que ven, en vez de dárselo como un guión pre escrito. Otra vez volvemos a usar el mismo truco para lograr que sean ellos quienes creen y formen parte del mundo en el que se hallan. La aparición de un jarra que contiene seis demonios (six demon jar) flotando con un tapiz en el que se muestran todas las razas del mundo de Valkana al fondo junto con un Saurio tirano, es una muestra de la interacción e imaginación que vuelve a demostrar que los jugadores no son meros espectadores de una historia que has escrito en un cuaderno. Si no que realmente forman parte y ayudan a crear el entorno y lo que el mismo contiene. En vez de describir la situación, preguntar a los jugadores ¿qué es lo que veis? es posiblemente la mejor manera de dirigir una partida. No hay situación peor que tener a cuatro o cinco caras inexpresivas mirándote y esperando a que les digas cuándo tienen que tirar el dado. Esta manera tan sencilla de introducirles y obligarles a formar parte de la partida es una muestra de veteranía y maestría incuestionable.

Five gold and a party, la recompensa perfecta para los jugadores, cinco de oro y una fiesta. No solo ofrecerles una cantidad de dinero, si no también aportar un extra que libere de tensión y aporte colorido, son pequeños detalles que enriquecen la partida y la narración de la misma. Incluso volver a añadir otra nota vistosa con una nueva producción de cerveza conocida como Grandma's Sweat Stout (Cerveza de malta Sudor de la abuela) y la tirada de resistencia etílica que deben realizar para soportar su ingesta. En vez de tratar de causar un perjuicio y aprovechar esta situación para atacarles y obligarles a realizar tiradas con un malus por su borrachera, no pasa de nota cómica. Al fin y al cabo el juego no es una competición entre el director de juego y los personajes para ver quien gana, la diversión es la meta final que todos buscan, sin trampas sin puñaladas, solo se trata de pasar un buen rato y que todos disfruten.

A la mañana siguiente se levantan y comienza la parte de combate de este capítulo cuando deben acudir a la fábrica de cerveza para protegerla de un ataque. Aquí llegamos al desarrollo de la historia principal con unos pequeños avances del nudo argumental principal. Los jugadores se enfrentan a unos pequeños monstruitos que una vez derrotados se convierten en energía que sale disparada hacia algún lugar. Se trata de Hellions, unos reductos pasados de la antigua Guerras del Caos (Chaos Wars), son partes esparcidas por un Hellion alfa que se alimenta de esas chispas, y cuando tenga suficientes será imparable. Lo cuál crea una tensión extra dentro de la partida. Mientras acaban con sus lacayos tratan de localizar al alfa conscientes del peligro que supone. En este momento aparece el robot Keg-E que no solo les da la localización, aunque ya la habían conseguido por su parte, y les revitaliza con pociones recuperadoras (volvemos a lo de partida divertida, no una competición para ir acabando con todos). Cuando se produce el enfrentamiento final contra el Hellion grande, otra añadidura de comedia sirve para enriquecer la narración y crear un entorno mas interactivo con los jugadores. El alfa está borracho y tratan de acercarse mediante tiradas de sigilo. Donde Yuri/S’lethkk vuelve a demostrar su mala suerte con los dados y falla espantosamente. Me encanta la narración del fallo, en conjunto con el tono divertido de la partida, Wil simula una patada a un cubo que se hallaba tirado por el suelo con todo lujo de ruidos, mientras que Yuri, apesadumbrado afirma que por lo menos no ha sido deslizarse con una piel de platano. Mas ideas para el juego ¿verdad?. La batalla comienza y es rápidamente resuelta por Laura/Lemley que obtiene un triple seis en su tirada, un éxito crítico. 

Imagen del tumblr de Wil Wheaton
Los muchachos vuelven a salvar la cerveza (por tercera vez en dos partidas) y parece que no hay problema del que no puedan salir victoriosos, especialmente cuando hay birra de por medio. Otra gran partida y un show no solo entretenido sino que también didáctico, con un montón de ayudas, ejemplos y consejos para cualquier director de juego que quiera llevar a cabo una aventura que logre conquistar a sus jugadores.