miércoles, 8 de julio de 2015

Titansgrave: Capítulo 1, el viaje comienza

Llevo un poco de retraso con esta serie de vídeos de Geek and Sundry sobre la campaña de Titansgrave con el sistema A.G.E., pero la espera vale la pena. Ya vimos en entradas pasadas la presentación del mundo de Valkana y las mecánicas de juego, ahora por fin comienza la partida. La maestría de Wheaton para dirigir la partida es sublime, y el compromiso de los jugadores con sus personajes fantástico. Realmente da ganas de ver algo parecido en español.


Después de varias aventuras los heroes se han hecho con un artefacto mágico, una esfera de la cual esperan descifrar sus misterios. Es Uncle Bear tambien conocido como Beer Baron (el Barón de la Birra) quien les dirige hacia Nestora, donde se encuentra un establecimiento llamado Pegasus Roadhouse Inn en el que deben hallar a un sabio especialista en este tipo de artefactos. Una vez allí se mezclan con los parroquianos entrando en sus costumbres y participando de una demostración publica de "molonismo" contando historias en las que se sitúan como los principales héroes. 


Cuando de repente un robot con forma de barril de cerveza llamado Keg-E interrumpe en el local avisando del ataque de unos bandidos a la caravana en la que viaja el Barón de la Birra transportando un cargamento de su famosa cerveza Old Chaotic Neutral (La vieja caótica neutral), delicioso néctar muy valorado por estos lares. Los jugadores acuden a la llamada de auxilio y comienza el combate.


Los cuatro personajes se enfrentan a ocho bandidos que han acorralado los seis vagones de la caravana, y aquí se demuestra la fantasía del escenario de campaña. Aankia el saurio pícaro emplea su blaster, el mago medio orco medio saurio S'lethkk lanza una mágica descarga eléctrica desde sus dedos, Kiliel es una arquera medio elfa medio enana que lanza mortíferas flechas a sus enemigos. Y por último tenemos a Lemley, una trotamundos humana que esconde una espada llamada Doctor Lobotomía en su brazo biónico. Como podéis comprobar todo un derroche de imaginación.

Al final consiguen salvar la caravana y degustar a modo de triunfo una buena jarra de la Vieja Caótica Neutral. Seguiremos sus aventuras en una siguiente entrada.