jueves, 27 de agosto de 2015

Titansgrave Chapter 7: Danger at Reed Manor

Después que los jugadores lograrán conseguir el Staff of Forlorn Hope (el bastón de la esperanza abandonada) y salieran vivos de la ciudadela celeste, nuevos retos y misterios se cruzan en su camino cuando Mr. Vaas les revela parte de su pasado.


El capítulo comienza con el grupo dirigiéndose hacia la Mansión Reed, donde se encuentra la única puerta existente para acceder a la dimensión en la que el Profeta (o la, que es una mujer) fue aprisionada durante las guerras del Caos por los héroes de los que son descendientes los personajes.

Después de subir de nivel Wil se toma un respiro y antes de continuar con la trama principal pregunta a los jugadores si quieren hablar con alguien para comentar lo acontecido hasta ahora. Se trata de un juego de interpretación no solo de sajar y cortar (hack & slash), un jugador no debería definirse solo por los objetos que ha conseguido o por los puntos de experiencia. Hay una experiencia vital que debería haberles afectado, y condicionado en la futura toma de decisiones. Nunca hay que olvidar el componente emocional en el juego, sin él, un juego de rol no pasa de ser un juego de tablero sin tablero. Se trata de definir las metas y objetivos de cada uno, y mas importante aún, el porqué de los mismo, sus motivaciones. Que el personaje se convierta en un ser real, tridimensional, que logre salir de la hoja en la que están sus datos y viva.

Encuentran un misterioso objeto en la montaña decorado con extraños glifos en el que solo logran entender "La familia está por encima de todo", una puerta se abre y penetran en lo desconocido. Atravesando el disco negro logran llegar a la Mansión.


Reed fue el héroe del que sacaron la foto que había junto al bastón en la sala de la ciudadela celeste. La mansión parece realmente lujosa y protegida por una serie de artefactos tecnológicos tan avanzados que han logrado evitar la vista de curiosos durante mucho mucho tiempo. Una proyección holográfica lo muestra junto a su mujer y a su hijo diciéndoles lo orgulloso que está de todo su trabajo. Aquí se ha construido un pequeño paraíso sobre la tierra, con todos los animales y plantas que no se pueden encontrar fuera en ningún lado.

Mientras tratan de encontrar una entrada, y una puerta cerrada les impide el camino, una voz surge de la nada, perteneciendo a Runcible the Teddy Bear (osito de peluche). Se trata de un viejo y desgastado oso de peluche cibernético que les reta a una prueba de acertijos para que la puerta se abra. En este caso Aankia/Hank, que es un saurio reacciona de la manera en que cree que debería actuar su personaje y desconfía del juguete apuntándole con su arma. Puede que a un humano un osito de peluche le parezca la cosa mas mona del mundo, pero recuerda que el es un SAURIO, no tiene porqué haber crecido con ese tipo de referencias y es algo que debe mostrarse en su estilo de juego. No hay nada mejor que los jugadores se metan en la cabeza de sus personajes y actúen de tal modo.


Al final consiguen descubrir el acertijo (era agua) y penetran en la mansión. Runcible entra con ellos mientras se muestra ansioso por realizar mas juegos (como debe ser para el juguete de un niño pequeño). Una serie de jaulas, destrozadas desde dentro les pone en tensión. Una pantera cubierta de plumas y que expulsa fuego por su aliento es su siguiente amenaza.


Al parecer el lindo gatito tiene nombre, Jakaar, y es duro de roer. Probablemente es el combate mas exigente que han tenido hasta ahora, ya que la criatura es capaz de embestir como un camión. Las tornas vuelven del lado del grupo cuando S’Lethkk/Yuri logra acertar con un poderoso rayo arcano. Lamiéndose las heridas continúan hacia adelante. El capítulo acaba con otro gancho cuando tratan de darse cuenta de que es un amuleto que se encuentra oculto en la tierra, pero eso ya lo veremos en el siguiente episodio. Sigan jugando!!