martes, 8 de septiembre de 2015

Marvel Agents of SHIELD para FATE: Agente Skye

Ante la próxima temporada de Marvel Agents of S.H.I.E.L.D. vamos a usar a una de sus agentes para comprobar de manera práctica, cómo actúa el sistema de hitos en el avance de los personajes usando el sistema FATE. Para todos los que no conozcan la serie, estamos ante una agencia de espías que actúa limpiando en desaguisado que dejan grupos de superhéroes como son los Vengadores. Dirigidos por Nick Fury, lideran la iniciativa "vengadores" y trabajan en la sombra para reunir información antes de que los grandes pesos pesados entren en escena. A priori estamos ante una idea de escenario de campaña atractiva y simple que puede llevarse a la mesa de juego sin mucha complicación.


Skye es un agente reclutado en la primera temporada, y que, al principio, como el resto de personajes de la serie no aparecen en los cómics clásicos. Recogida en un orfanato con el nombre de Mary Sue Poots, solo responde por el nombre de Skye. Desconoce a sus padres y la situación por la que llega al mismo, aunque poco a poco se irá convirtiendo en una subtrama que arrastrará al resto. Como miembro de la sociedad Rising Tide (Marea creciente) que reúne a hackers activistas en contra de las agencias de espionaje logra infiltrarse en la organización, aunque con el tiempo sus lealtades irán cambiando y se situará al lado de SHIELD.

En un primer estadio estamos ante un agente especializado en la informática y como tal utilizamos la habilidad Interfaz que aparece en la sección de extras. En este sentido podríamos ser mas específicos y crear dos nuevas habilidades como informática y componentes para diferenciar entre software y hardware, algo distinto de Máquinas, pero en pro de la sencillez del sistema lo dejaremos tal cual. En un principio no posee habilidades de enfrentamiento, ni cuerpo a cuerpo ni a distancia, un simple técnico. Pero al final de la primera temporada, y siendo entrenada tanto por el agente Ward como por Melinda May comienza a dejar de un lado su especialización en informática para pasar a ser un agente de campo que reparte tortas como panes. Esto se refleja en FATE como un Hito Significativo. Al adquirir pericias en combate, incluiría en su hoja de personaje tanto Pelear como Disparar a nivel Normal(+1) eliminando dos de las habilidades a nivel promedio que no fuera a utilizar con tanta frecuencia. O incluso podría añadirse a modo de Hito Relevante, comprando estas nuevas habilidades a nivel Normal(+1) sin tener que eliminar ninguna que ya poseyera.

Posteriormente se descubriría el origen de Skye, como perteneciente a la raza de los Inhumanos, seres modificados por el Imperio Kree, raza alienígena, para convertirse en armas de guerra, pero abandonados  a su suerte por su peligrosidad. Cambiar el nombre al problema o complicación supone un Hito Significativo. A partir de ahora la invocación, forzada o no, deberá cambiar sutilmente de niña abandonada a la preocupación inherente a su pertenencia a un grupo no del todo humano y las consecuencias de lo mismo.

El clímax de la segunda temporada se alcanza cuando Skye es sometida a las nieblas terrigeneas, una suerte de agente con la capacidad de alterar la biología y genética del objetivo para transformarlo y desarrollar sus poderes, en el caso de ser un inhumano, o simplemente aniquilarlo si no tiene tanta suerte. Durante este proceso se revela su capacidad para influir en el elemento piedra controlándolo y usándolo en su provecho. Se revela que Skye es Quake, un agente con poderes que había aparecido dentro de los Secret Avengers de Nick Fury y que si tiene correspondencia con los cómics. La nueva situación del agente supone un Hito Trascendente, donde el nuevo punto de recuperación adicional es empleado en comprar un extra en forma de superpoder. 
Extra: Maestría en temblores.
Coste: 2 puntos de recuperación.
Skye puede mover y lanzar un pequeño trozo de piedra usando su habilidad de Disparar, tratándolo como Arma:2
Empleando un punto de destino puede generar un terremoto que añada 4 aumentos a su tirada de Disparar a todos los que la rodeen, incluido a los edificios.
Como podemos comprobar, mediante el sistema FATE podemos ir describiendo de manera fácil y sencilla los avances que vayan experimentando los personajes, y así, evolucionar dentro de nuestra propia partida.