miércoles, 2 de septiembre de 2015

Titansgrave Chapter 8 Encontrando el portal

Después de conseguir el Staff of Forlorn Hope (Bastón de la Esperanza Abandonada), Mr Voss les envía a la mansión de uno de los héroes de las Guerras del Caos, Reed, a buscar el portal que une este mundo a la dimensión cárcel en la que se encuentra aprisionada el Profeta. Dentro de la mansión lo que hallan es un osito de peluche destrozado que quiere jugar con ellos y una malévola pantera que exhala fuego por su boca. ¿Estarán preparados para lo que está por venir?.


Mientras exploran la mansión cada vez que preguntan a Runcible (el robótico oso de peluche) se vuelve cada vez mas espeluznante, de tal modo que Wil acaba por describirlo como un Gollum encantador (meh!). Runcible es una maravilla tecnológica activada por un poderoso reactor pero se encuentra totalmente defectuoso, pensando que con sus "juegos" logra dar color a la vida de los personajes, tal y como una vez lo hizo con su compañero, el hijo pequeño de Reed, Hobb. Cuando Runcible quiere irse a dormir revela un pequeño un cuarto donde se encuentra el esqueleto del pequeño. Con lo que seguimos haciendo mas escalofriante al repugnante bichejo.

Tras alguna tirada de percepción buscando puertas ocultas logran descubrir un portal similar a aquel en el que se encontraba el bastón en la Ciudadela Celeste, pero en vez de usarlo optan por seguir mirando por la mansión para ver qué mas pueden encontrar, aunque con la mala experiencia del gatito que inhalaba fuego cambian de decisión y se suben al pedestal.


Caen a una extraña caverna con una cascada, mientras usan la simbología de los goonies, esto es un juego de rol, no una peli de los 80!!. En la caverna de las piedras hambrientas (Hungry Stones) tienen la visión de una figura humanoide moviéndose por el agua. Se trata de una especie de mujer elfa sirena, con su parte superior antropomorfa y una larga cola que le sirve para moverse por el agua.


Se presenta como Kinlee y reclama las rocas que Hank/Aankia había cogido como si fueran gemas. Se siente atraída por el brazo biónico de Lemley/Laura. Al final logran hacer un trato y consiguen el anillo, que este ser guardaba, y que es la llave que puede abrir el portal. Se trata de un anillo elfíco en el que se encuentran unas inscripciones que hablan de poder y responsabilidad.


Mas allá de las cataratas logran hallar un túnel, de construcción tecnológica y en un rojo brillante que pone en alerta a los jugadores. Hasta ahora no hemos hallado nada especial en este capítulo. Una sesión de paso para transmitir algo de calma después de la dura batalla contra Jakaar (el gatito con plumas con aliento de fuego). Los encuentros han venido siendo sencillos y de interacción social, negociación y tiradas de percepción. Algo sencillo. Pero ya se sabe que después de la tormenta siempre llega la calma, y al revés también. No toda partida tiene que ser una ensalada de tiros y golpes, intercalar escenas calmadas donde los jugadores se puedan relajar y tomar de forma distendida es algo interesante. Aunque hay que saber llevarlo bien, especialmente buscar que tenga incidencia en la trama principal, no mero relleno.

El túnel se va creando a través de un campo de magma, lo que rápidamente pone en tensión a los personajes. No solo hay que amenazarlo con enemigos físicos a los que puedan enfrentarse, las amenazas del entorno suelen resultar mas eficaces. Obligar a los PJ's a realizar tiradas para evitar tocar las peligrosas paredes es una prueba muy apropiada en un camino de búsqueda de un resultado ulterior.


Tras atravesar varias puertas llegan a una habitación similar a la que había en la ciudadela celeste y en la que encontraron el baston, donde una serie de orbes sobrevuelan formando un circulo. Cuando el bastón comienza a levitar en las manos de S'lethkk/Yuri tratando de liberarse de sus manos. El bastón se libera separándose en varias piezas, algunas con forma de mano que acumulan energía liberando y conformando el interior del ovoide que es en sí el mismo portal. Una vez realizado el bastón vuelve a reunirse, quedando formado en su estado original. 

Especialmente gracia me hizo el comentario de Kiliel/Alison, cuando ve las manos lanzando la energía y menciona el hadouken de Ryu, clasicazo de los videojuegos de nuestra juventud. Por supuesto estoy hablando del Street Fighter. Quien no haya pillado la analogía a la primera por favor que abandone el blog y no vuelva a entrar nunca mas ... no queremos a gente así por estos lares. =^)

El portal se abre y la tumba del profeta está cada vez mas cerca, pero eso forma parte del siguiente capítulo. Sigan jugando!!