domingo, 17 de enero de 2016

Escenografía casera para todos

Hace tiempo que mostrábamos una manera fácil y sencilla para decorar nuestras partidas de fantasía (enlace aquí). La creación de diferentes elementos como paredes, puertas o columnas de un dungeon es algo mas simple de lo que pueda parecer a primera vista. Con un poquito de maña y una textura impresa en tu propia casa se pueden lograr resultados vistosos que alegrarán nuestras partidas. Hoy vamos a mostrar un paso mas. Si bien usamos cartón (de embalaje, que cualquiera puede encontrar) y algo de impresora, pasamos a asegurar la duración de los elementos creados mediante forro adhesivo para libros. Ya no hace falta pintar (cosa para la que soy un completo inútil) ni dar una capa de barniz para que no se nos estropeé lo creado. 



En la segunda fotografía os muestro el detalle visto desde abajo. La puerta está realizada con un trozo de cartón grueso, pero en el caso de que no podáis encontrarlo, como se demuestra con las columnas, también se puede simular uniendo rectángulos con una pequeña apertura lateral que case con la de otro (en forma de L) que luego mantendrá su integridad al cubrirse con la imagen impresa. Forrándolo con plástico adhesivo en última instancia, con lo que ya no tendremos que preocuparnos por los golpes o el paso del tiempo.

Y para comprobar el efecto final conjunto he usado un flip-mat de Paizo junto con alguna miniatura de Wizkids para D&D y Pathfinder (aunque queda igual de bien con peones o minis de heroclix) representando una escena clásica de esas exploraciones de fantasía que tanto nos gustan. Sigan jugando!!