martes, 4 de octubre de 2016

Una noche de miedo - Aventura para The Dresden Files en libre descarga

Cuando los jugadores inician un viaje en coche hacia el norte no pueden imaginarse lo que les espera. Un inesperado accidente les obliga a refugiarse de la creciente nevada en una zona de descanso. En ella tratarán de sobrevivir al enfrentamiento entre la mafia y el FBI mientras un ser del más allá hace presencia. Un ser lleno de ira y rabia que busca su venganza. Una venganza que amenaza con arrasar todo a su paso. Una noche de miedo es una aventura introductorio o de transición para el juego The Dresden Files, pensada para pocos jugadores, aunque pueden aumentarse facilmente.
Aquí tenéis una aventura lista para jugar, que puede acabarse en una sola sesión, aunque dispone de varios encuentros modulares, al estilo de los módulos de torneo, que permite alargar o acortar su duración. Sirve perfectamente como aventura introductoria para juntar en el dresdenverso a un grupo de personajes recién creados. Pero también es perfectamente válida para ser incluida entre otras que estés jugando, dando contenido a un viaje de transición. Si no dispones del manual se puede jugar con FATE Básico, con pequeñas modificaciones. Dentro de mis limitaciones (que son muchas) he intentado simular la maquetación original del manual. Dado que, una de las pocas cosas que podemos criticar, es que el libro no traiga una aventura para empezar a jugar de inmediato, espero que ésta sirva a dicho propósito y la disfrutéis de buena manera.



Me gustaría comentaros mi partida de prueba de la aventura, pues algunas cosas las había dejado cogidas por alambres, al estilo Deus Ex Machina, y fue jugando cuando conseguí el acabado final que podéis comprobar. 

###ALERTA SPOILERS###

Cuando el caos se desata en el comedor y los animales disecados toman vida, la acción se volvió frenética. El policía con sangre de demonio ayuda a algunos de los rehenes a escapar a través de la cocina por la puerta trasera, mientra intenta detener al oso animado en las puertas de acceso. Logra un empate en la tirada enfrentada con lo que la puerta pasa a tener el aspecto "encajada", dejando que el animal pueda introducir una zarpa, pero que la puerta no se mueva mas allá. Mientras, el mago prepara su hechizo de fuego y se lo lanza. Pero como era la primera vez que lo hacía le da un poder excesivo que no es capaz de controlar, y al tener bastante estrés mental acumulado de los poltergeist de la habitación, decide no asumir el daño y admite repercusiones. El comedor estalla en llamas mientras el gigantesco oso disecado (que en la partida decidí llamarlo el Gran Tom, cazado por Peter Stroutt dos años atrás, foto incluida) se deshace mostrando el armazón que le mantenía en pie. Tras ésto el policía trata de volver a entrar, a través de una ventana, para ayudar a su compañero. Momento en el que es atacado emocionalmente por el fantasma del contable muerto. Y aquí vino la revelación. No tenía muy claro como permitir a los jugadores descubrir que el fantasma estaba ligado a su cuerpo físico, y que el daño que éste recibiera, lo asumiría el aparecido. Había pensado en que sacaran alguna tirada de Saber o algo parecido. Pero se me encendió la luz. Cuando el policía es tocado por el fantasma, penetra en su interior buscando su miedo más profundo, que resultó ser el miedo a su herencia demoníaca, el temor en lo que se podía convertir. A la vez, el policía fue capaz de entrar en el interior del fantasma, como si se hubiese producido una comunión de sus espíritus y, al igual que el medio demonio tiene una debilidad a los objetos sagrados, descubre que la debilidad del fantasma es su cuerpo físico. Éste descubrimiento satisfizo totalmente a los jugadores y demuestra que nada mejor que jugar para descubrir las mejores ideas. 

PD: atendiendo a la recomendación de la comunidad Gplusera el documento incluye cuatro fichas de personajes ya creados para empezar a jugar inmediatamente. En realidad no son míos, los traduje de la aventura gratuita de Evil Hat para The Dresden Files RPG: Evil Acts (enlace aquí), que no es muy buena, pero asegura que estén perfectamente hechos.