miércoles, 2 de noviembre de 2016

La mano de Nergal - Aventura para Dungeon World en libre descarga

Cuando los héroes se alistan en el ejercito del rey Yildiz para sofocar la revuelta sin importancia de Munthassem Khan en el lejano Yaralet, no son conscientes del peligro que les acecha. Bestias de otro mundo, que nadie sabe de donde han salido, arrasan las fuerzas de la purga y avanzan sin oposición posible. Un antiguo artefacto de malignos poderes, la mano de Nergal, ha entrado en juego y, para detenerlo, los bravos personajes son convocados por el vidente Atalis para penetrar en una antigua y olvidada tumba, evitando trampas y sorteando enigmas, y hacerse con otro artefacto, el corazón de Tamuz, con el que poder plantar cara y erradicar este mal. Pero quizá el reto esté muy por encima de sus habilidades.



Un frente con tres peligros, un dungeon de dos niveles con más de 30 habitaciones, enorme cantidad de trampas y varios enigmas, todo ello aderezado con una historia de acción y traición encauzada en los relatos de Conan, de Robert E. Howard. Lo cierto es que la parte más malvada de mi se ha divertido lo indecible poblando de trampas la tumba de Tamuz. En vez de contra una horda de enemigos, los jugadores deberán tratar de aguzar su sesera para tratar de sobrevivir a los continuos peligros que pueblan su interior. Y no creáis que lo digo por decir, esta aventura es un TPK (total party killed) en potencia. 

Se que mucho piensan que Dungeon World es un juego que luce mucho con la improvisación y el no llevar nada preparado. Y eso está muy bien. Pero aquí vais a encontrar un módulo escrito de principio a fin. Reconozco que soy de la escuela de Groucho Marx que decía: "Para improvisar un par de minutos, hacen falta horas de preparación.", por ello, en este documento, está todo lo necesario para jugar la partida, pero queda a la imaginación del director de juego ampliar, reducir, reescribir o lo-que-sea que desee para mejorar su experiencia.

Sin más me despido, esperando que sirva para entretener y divertirse durante un buen rato. Y como siempre digo: Sigan jugando!!