lunes, 28 de agosto de 2017

Reseña: Ruinas del Norte para El Anillo Único (Devir)

Ruinas del Norte
Escrito por: Adam Dials, James R. Brown, Richard Harrison, T.S. Luikart, Marco Rafalá y James M. Spahn
Ilustraciones de: Andy Hepworth, John Hodgson, Sam Manley, Jeremy McHugh y Jan Pospísil
Traducción: Jesús Herrero González
Formato: 144 páginas a todo color, con tapa dura.
Publicado en inglés por Sophisticated Games Ltd.
Versión en español de Devir



Ruinas del Norte es una antología de aventuras diversas, sin una conexión directa entre ellas, salvo por desarrollarse en el mismo lugar geográfico, que sitúa a la comunidad de jugadores en las tierras de Eriador Oriental. Este suplemento requiere tanto del libro de reglas de El Anillo Único para ser jugado como de Rivendel (ver reseña aquí), guía imprescindible que será necesaria para situar la acción que encontraremos en estas páginas.



Tenemos seis aventuras bastante diversas y que servirán para explorar la región representada en Rivendel. Volvemos a tener los mapas de la zona incluidos en las solapas de la cubierta, tanto el dirigido a los jugadores con la zona representada en bruto, y el que va dirigido al maestro del saber, que incluye la graduación de peligros que nivelará las fases de viaje que suponen una parte importante del juego.








Las seis aventuras incluidas son: 
  • Pesadillas de Angmar: que supone la conexión de las aventuras que nuestro grupo haya ido realizando en la anterior zona presentada en el Corazón del Yermo y que situaba a los pj en el Bosque Negro. La compañía deberá iniciar una larga marcha para rescatar a unos niños secuestrados. El resultado de la búsqueda marcará el acercamiento de un pueblo a la sombra.
  • Mas dura que la piedra: posiblemente la aventura más floja de todas. Accidentalmente descubriremos a un especial sirviente de Sauron y Elrond, el medio elfo, nos pedirá que actuemos como espías.
  • Acerca de los arqueros: repetimos la fórmula de insertar personajes conocidos de las novelas para aderezar la situación. En este orden de cosas es Bilbo Bolsón quien, tras dialogar con Glorfindel, pide ayuda a los jugadores para tratar de descubrir pistas acerca de una compañía de arqueros hobbits.
  • La compañía de la carreta: los pj deberán integrarse en una extraña caravana para descubrir las aviesas intenciones de unos enigmáticos hojalateros.
  • Lo que yace debajo: curioso escenario en el que habrá que ayudar a un dunedain a recuperar una ancestral fortaleza que emplear en su lucha con el rey brujo de Angmar. El problema es que no la encontrarán vacía y los enemigos quizá no sean lo que parecen.
  • Sombras sobre Tyrn Gorthad: y llegamos a la guinda de esta antología con una aventura con enormes posibilidades de mortalidad. Ayudar a Gandalf a reforzar los hechizos que protegen un túmulo y evitan que sus habitantes vaguen libremente puede resultar una tarea casi imposible.








Este libro bebe directamente de Rivendel y no solo por la descripción geográfica de la zona en juego. Por primera vez vemos en juego el empleo de las reglas del ojo de mordor y de los artefactos mágicos. Son reglas sencillas y que añaden color y vivacidad al juego. Quizá sirvan para apoyar la opinión de los que piensan que se trata de un juego fragmentado donde en cada suplemento nuevo se van añadiendo más y más mecánicas que no encontramos en el libro de reglas. Pero no deja de ser solo un pequeño añadido, no imprescindible pero si útil.






En resumen, estamos ante una interesante colección de aventuras que pueden llevarse a la mesa de juego sin ningún problema y que poseen la calidad literaria y artística característica de esta línea. Posiblemente no estén al nivel de Relatos de las Tierras Ásperas pero eso ya es hablar de excelencia. La gran molestia con respecto a este libro es su dilación en el tiempo, haber salido año y medio después de Rivendel no ayuda nada y solo sirve para cuestionar el devenir del futuro de la edición en español. Espero y deseo que no sea el último libro que reseño de este juego en nuestro idioma. Sigan jugando!!