lunes, 12 de febrero de 2018

Reseña: Caja de Mentiras Eternas (EDGE)

Mentiras Eternas
Autores: Will Hindmarch, Jeff Tidball y Jeremy Keller
Ilustración de portada: Jerome Huguenin
Ilustraciones interiores: Alessandro Alaia, Craig SGrant, Leah Huete, Jerome Huguenin, David Lewis Johnson, Phil Reebes, Ralf Schemmann
Formato: 412 páginas en b/n, tapa dura
Traducción: Gabriel García-Soto Barenechea y José Manuel Sánchez García
©2017 Pelgrane Press Ltd.
Publicada en España por EDGE Ent.


Y llegó el día en que por fin pudimos disfrutar de esta gran campaña en español por parte de la editorial EDGE. Junto con una reimpresión del libro de reglas (agotado durante casi dos años), se ha puesto toda la carne en el asador para tratar de reavivar una línea de juego que es de lo mejorcito que podemos encontrar en el mercado. La campaña se puede adquirir en solitario o en formato caja, incluyendo esta una serie de extras muy bienvenidos por el que aquí suscribe.


A modo extras encontramos 10 hojas de personajes pregenerados completamente listos para comenzar a jugar, un bloc de 50 hojas de personaje en blanco de muy buen gramaje, así como un libreto donde encontramos todas las ayudas y materiales a entregar a los jugadores durante la partida.



Especialmente reseñable la inclusión de una pantalla para el Guardián exclusiva. Tan exclusiva que no existe en inglés. Para la ilustración se ha hecho uso de la portada de Jerome Huguenin, pero al ser más pequeña que los tres cuerpos que la componen hubo de ser ampliada por uno de los ilustradores de EDGE, consiguiendo una uniformidad excelente y un resultado harto evocador. Cabe destacar la enorme calidad que han alcanzado las pantallas de esta editorial en los últimos tiempos, ya lo comenté con la de Achtung! Cthulhu (reseña aquí), tanto el grosor, plastificado y demás es de un nivel excelso, hechas para durar.


Además se incluye un libreto de reglas abreviadas para no tener que hacer uso del libro de reglas (reseña aquí). Dicho libreto puede ser también adquirido de manera solitaria, pretende ser un sustituto del manual, aunque personalmente no lo veo. No trae bestiario, ni grimorio, ni trasfondo... solo reglas y mecánicas, una buena ayuda complementaria, pero no sustitutiva. 68 páginas en b/n, con grapa y tapa blanda. Por señalar, en su última página se hace un poco de publicidad de la línea y junto con los suplementos ya publicados se promociona la futura salida de Cthulhu Apocalipsis (un entorno de campaña situado en un era distópica donde los Mitos se han manifestado en la realidad acabando con la civilización) y Los Archivos Armitage (otra excelente campaña planteada a modo de sandbox), habrá que estar atentos a estos lanzamientos.




Y por fin llegamos a la campaña en sí misma, un libro enorme de más de 400 páginas, tapa dura y papel de alto gramaje que aumenta el volumen del mismo.



Si por algo se ha venido caracterizando El Rastro de Cthulhu es por haber apostado por las partidas cortas e intensas más que por las campañas. Siendo la única que teníamos hasta ahora La Revelación Final, que ni siquiera cumplía con el formato clásico, pues más bien son cuatro aventuras individuales conectadas por un débil hilo argumental posterior. Mentiras Eternas supuso la oportunidad de enmendar este extremo, homenajeando las grandes aventuras mundiales que hicieren conocido al juego La Llamada de Cthulhu de Chaosium del que tanto bebe. Si bien Las Máscaras de Nyarlathotep supone el epítome de La Llamada, Mentiras Eternas oposita al mismo puesto de El Rastro, lográndolo y superándolo en mi humilde opinión.


El exagerado grosor del libro es bastante engañoso. El cambio de imprenta por parte de EDGE y la elección de un nuevo tipo de papel de mayor grosor hace que estos nuevos manuales sean mucho más baratos pero también algo gruesos (caso parecido es lo ocurrido con Eclipse Phase que, comparativamente aparenta ser el doble de su homólogo yanqui).





Mentiras Eternas es una campaña de alcance global: EE UU, Bangkok, Etiopía, Malta, México, Yucatán y Tibet son las localizaciones a través de las que nos moveremos para tratar de desvelar el misterio que rodea a un caso antiguo, pero no olvidado.
Hace diez años un equipo de investigadores de lo oculto luchó para detener la invocación de una antigua y maligna monstruosidad. Fracasaron.
Janet Winston-Rogers la rica heredera de Walter Winston contrata a los investigadores para descubrir qué ocurrió hace diez años que tanto marcó a su padre. Un hecho que se irá revelando paulatinamente, a medida que avanza la investigación, y que pondrá sobre la mesa un peligro acechante que puede suponer el fin de la humanidad.





La calidad del texto y el valor cuantitativo de la campaña han sido reconocidos en multitud de ocasiones y tal es el respeto que a pesar de las redes sociales los secretos que esconde no han sido revelados, y yo, por supuesto, tampoco voy a hacerlo. 

La campaña viene estructurada en diferentes actos y subdividida en escenas. Cada escena incorpora un resumen de las pistas que va a poner a disposición de los jugadores, así como un registro de los antecedentes que conducen a la misma, como si de un diagrama de flujo se tratase. A pesar de lo densa y extensa que puede llegar a ser, la sencilla estructura e incorporación de ayudas para el Guardián hace que sea simple de dirigir, así como de volver a ella tras un tiempo. Se ha pensado en la falta de tiempo de muchos grupos de juego que no pueden quedar a intervalos regulares.




Mentiras Eternas supone todo un tour de force del sistema GUMSHOE, ver cómo la entrega de pistas por parte del Guardián no supone en ningún caso la revelación de los misterios que esconden, deberán ser en todo caso los investigadores los que interpreten y saquen sentido a las mismas. Este es el espíritu del juego, aunque tiende a ser más fácil de decir que de llevar a la mesa. Mentiras Eternas logra ser un ejemplo didáctico del correcto uso de la filosofía del sistema. Un ejemplo: al comienzo de la partida los investigadores llegan a una hacienda donde descubren una fotografía, una cuerda con nudos y marcas de pintura y una pala, ¿hace falta que hagan una tirada de descubrir para hallarlos? no, están a la vista ¿supone ésto destruir el misterio? en ningún caso, descubrir cómo interactuar con dichos objetos de manera conjunta y revelar lo que esconden supondrá el mayor esfuerzo deductivo que deban realizar.

En definitiva, y en mi opinión, estamos ante la mejor campaña jamás escrita para un juego de los Mitos. Si la calidad media de los suplementos de El Rastro de Cthulhu es muy superior a los de La Llamada de Cthulhu, en esta ocasión llegamos a parangones no hollados en otra ocasión. Mentiras Eternas es un caso excepcional de calidad imprescindible para los amantes de este tipo de juegos, e incluso aunque no se sea fan del sistema merece la pena la conversión para poder disfrutarla. Si tienen ocasión no pierdan la oportunidad de jugarla / dirigirla y en definitiva, Sigan jugando!!