domingo, 3 de junio de 2018

Reseña: Star Wars (FFG - EDGE) Parte 2: Ambientación

Star Wars (FFG)
Al Filo del Imperio
La Era de la Rebelión
La Fuerza y el Destino

Diseñado por: Jay Little, Sam Stewart, Andrew Fischer y Tim Flanders
Escrito por: Dave Allen, Max Brooke, Eric Cagle, Shawn Carmen, Daniel Lovat Clarck y más
Traducción: Juanma Coronil, Alfredo Moragas y Alberto Camargo
Formato: 448 páginas a todo color, tapa dura
© Lucasfilm Ltd. y TM
Distribuido en España por Edge Ent.


Lo prometido es deuda, así que aquí volvemos con la segunda parte de la reseña del juego de rol de Fantasy Flight Games / Edge basado en el universo de Star Wars. Como ya explicábamos se divide en tres manuales que, aún compartiendo sistema y siendo perfectamente compatibles, versan sobre diferentes aspectos del universo cinematográfico y expandido que tantos aficionados tiene al rededor del mundo. De una manera bastante simple podríamos decir que Al Filo del Imperio trata sobre contrabandistas y mercenarios que tratan de ganarse la vida sin entrar en la guerra galáctica, La Era de la Rebelión nos lleva a ser pilotos, espía y diplomáticos enfrentados a la tiranía del emperador y, por último, La Fuerza y el Destino nos sitúa en el corazón del misticismo religioso de la Fuerza. Aunque sería resumir en exceso ignorando las virtudes (y defectos) de cada manual, así que procedamos a examinarlos individualmente.




Al crear nuestros personajes deberemos tener en cuenta el trasfondo personal e individual que le conducirá a situarse en la posición particular en la que se halla. Para construir dicho trasfondo cada libro nos propone una especie de vínculo que le liga con la vida que ha elegido. Estamos hablando de la Obligación en AFdI (Al Filo del Imperio desde ahora), el Deber en LEdlR (La Era de la Rebelión desde ahora) y la Moralidad en LFyeD (La Fuerza y el Destino desde ahora).

La Obligación trata de representar las deudas, favores, juramentos o traiciones que marcan el destino del personaje y que podrán tener influencia durante la partida cuando se alcance determinados niveles mediantes las mecánicas particulares del sistema. El Deber tiene un sentido parecido aunque basado en el compromiso con la Alianza Rebelde y marcará la confianza de la misma para con él. En cuanto a la Moralidad ya visitamos la escala de valores del personaje, y en especial tiene su importancia puesto que al caer a causa de las malas acciones o mal uso de la Fuerza, el jugador podría caer en la tentación del lado oscuro.

Esta mecánica, que puede resultar muy divertida, no es totalmente necesaria ni imprescindible, por lo que puedes saltártela sin problemas. Ahora bien, ayuda a generar la historia del personaje y a situarlo dentro del mundo. A la par que es una herramienta muy interesante para añadir problemas sobre la marcha dentro de un escenario en particular. Quizá en las primeras partidas que se jueguen se puede ignorar dada la complejidad inherente del sistema. Pero para cuando uno se siente más cómodo y confiado, su ayuda es innegable.







Tratando de acomodar la creación de personaje a la temática particular que pretende seguir cada manual, las especies disponibles varían acercándose al ideal que pretendemos en cada tipo de juego. De todos modos cualquier especie aparecida en los tres manuales así como en cualquier suplemento son perfectamente trasladables a otro. Se nos presenta en cada manual ocho especies que son: 

  • AFdI: Bothan, Droide, Gandiano, Humano, Rodiano, Trandoshano, Twi'lek y Wookie.
  • LEdlR: Bothan, Droide, Duros, Gran, Humano, Ithoriano, Mon Calamari y Sullustano.
  • LFyeD: Cereano, Humano, Kel Dor, Mirialano, Nautolan, Togruta, Twi'lek y Zabrak.

Como podemos ver, en cualquier ambientación siempre tendremos disponible la raza humana y luego hay algunas que se repiten. Pero en total disponemos de 19 especies únicas repartidas en tres manuales.




Las profesiones si que son únicas para cada manual, representando 6 carreras diferentes con 3 especializaciones cada una. Aún así, los arboles de talentos que se abren con cada una comparten muchos mismos talentos que ya vienen representados en otras. De todas formas cada una está lo suficientemente diferenciada como para crear personajes únicos.

  • AFdI: Cazarrecompensas (Asesino, Tecnificado, Especialista en supervivencia), Colono (Médico, político y Erudito), Pionero (Fronterizo, Explorador y Comerciante), Pistolero a sueldo (Guardaespaldas, Incursor y Mercenario), Contrabandista (Piloto, Granuja y Ladrón) y Técnico (Mecánico, Técnico clandestino y Pirata informático).
  • LEdlR: As (Conductor, Artillero y Piloto), Comandante (Comodoro, Jefe de escuadrón y Estratega), Diplomático (Embajador, Activista e Intendente), Ingeniero (Mecánico, Saboteador y Científico), Soldado (Comando, Sanitario y Tirador de primera), Espía (Infiltrador, Explorador y Pirata informático) y Recluta (una profesión introductoria que carece de especializaciones).
  • LFyeD: Buscador (Luchador de Ataru, Cazador y Adepto explorador), Centinela (Artesano, Sombra y Experto en Shien), Cónsul (Sanador, Discípulo de Niman y Sabio), Guardián (Pacificador, Protector y Defensor Soresu), Guerrero (Agresor, Caballero Shii-Cho y As de caza estelar) y Místico (Consejero, Duelista Makashi y Vidente).

Como podemos ver algunas especializaciones se repiten dentro de algunas profesiones para dar un amplio rango al jugador a la hora de diseñar su personaje. En este punto debo decir que las profesiones dentro de La Fuerza y el Destino son las que más chirrían, y me explico. Primero porque dentro del universo cinematográfico tenemos una presencia muy limitada de la Fuerza, si lo sumamos a la necesidad de tener que crear 6 profesiones con tres especializaciones cada una, lleva a que muchas de ellas no tengan mucho sentido. Realmente no se llegan a comprender en su totalidad y se acaban eligiendo por mera búsqueda del mejor árbol de talentos. Si a eso le sumamos que se intenta que cada uno de ellos tenga talentos basados en la Fuerza y sus poderes, debo reconocer que hacer una partida de jugadores en exclusiva de este manual puede quedar bastante limitada en lo que podrán hacer.




En cuanto a las naves y equipo presentado es obvio que cada manual se centrará en lo más importante para cada ambientación. Si bien el material presentado es más que suficiente para jugar cualquier tipo de partida, es cierto que se pueden echar en falta elementos icónicos. Por ejemplo, el caza Ala-X solo aparece en el manual de La Era de la Rebelión, mientras que el carguero ligero Corelliano YT-1300 (el famoso Halcón Milenario) solo se nos presenta en Al Filo del Imperio. Es evidente que en La Fuerza y el Destino se centra en los sables de luz, pero aún así en el resto de manuales aparecen, por lo que solo es mayor información y variedad.




En cuanto a la Fuerza no hace falta decir que La Fuerza y el Destino es el que más y mejor explica sus poderes. Puede resultar algo intimidante al principio, pero el sistema es lo suficientemente abstracto como para permitir realizar cualquier acción que se nos pase por la mente. Y aunque tiene un papel bastante reducido en los otros dos manuales, también tiene su presencia. El manual de Al Filo del Imperio nos presenta al Exiliado sensible a la Fuerza y La Era de la Rebelión al Iniciado sensible a la Fuerza. Se trata de dos profesiones con su correspondiente árbol de talentos de la Fuerza y sus poderes correspondientes. El juego se sitúa cronológicamente después de la Batalla de Yavín, con la destrucción de la primera Estrella de la Muerte. Eso nos conduce a una situación sin Jedis. Lo que queda en la galaxia son individuos con una fuerte conexión pero sin entrenamiento. Una de las aventuras clásicas puede ser la búsqueda de un maestro perdido o un templo oculto. Así que en ningún caso esperemos una partida con caballeros o maestros super poderosos al estilo de lo visto en el antiguo Star Wars D20.




En cuanto a la ambientación ya lo hemos comentado someramente. Tanto el Capítulo XI como el dedicado a la explicación de la galaxia tienen ciertas trazas comunes, pero siempre desde un punto de vista particular. Al Filo del Imperio nos hablará del Borde exterior, del Espacio Hutt o de la organización criminal Sol Negro. Todo ello dirigido a que nuestros bribones puedan hacerse un nombre mientras tratan de mantener sus cabezas en su sitio. La Era de la Rebelión se centrará en la Alianza Rebelde y su estructura militar, así como en la organización del Imperio y los distintos rango en los que podrán actuar los jugadores a lo largo de sus aventuras. Por su parte, y como era de esperar, La Fuerza y el Destino se refiere a la milenaria rivalidad entre Jedis y Sith, haciendo un amplio uso del universo expandido, principalmente las novelas como la trilogía de Darth Bane o Darth Revan. Este, en particular, es un capítulo muy interesante y que abre muchas posibilidades de juego.




En cuanto al bestiario de enemigos y rivales con los que podamos enfrentarnos se repite lo ya visto. Cada uno nos presenta una muestra particular de los desafíos a los que deberemos hacer frente con bláster y sable de luz. Los enemigos son distintos y tienden a no repetirse, puede que alguno halla, pero no lo recuerdo en este momento. Cosas particulares como los Hutt o el Rancor en Al Filo del Imperio, distintos soldados imperiales en La Era de la Rebelión o Inquisidores imperiales en La Fuerza y el Destino. Particularidades nada más para unos bestiarios realmente completos.




En cada manual se nos presenta una aventura original que bien puede ocupar un buen par de tardes y que son bastante buenas en general. Además la idea con la que han sido publicadas es que se pueda conformar una campaña si las unimos a las presentadas en su respectiva caja de inicio (incluyendo la continuación gratuita colgada en sus sitio web) y la incluida junto con la pantalla. Si, es un montón de pasta, pero si te centras en un único manual, la caja de inicio es una buena introducción y la pantalla resulta un accesorio siempre útil.

  • AFdI: PROBLEMAS A LA VISTA. Una cuantiosa recompensa ha sido puesta sobre la cabeza de un granuja. Localizarlo y capturarlo supone el leif motiv de esta historia. Quizá resulte la aaventura más floja de todas, aún así es una buena traslación de una historia del Far West clásico al espacio.
  • LEdlR: LA TRAVESÍA PERLEMIANA. Sin lugar a dudas la mejor aventura de las tres presentadas. Infiltrarse en un convoy imperial y descubrir el secreto de su carga entre hipersaltos llevará a los jugadores a una carrera de emociones sin par mientras sienten la tensión sobre sus cabezas.
  • LFyeD: LECCIONES DEL PASADO. Supone un camino de descubrimiento dentro de los secretos de la Fuerza y el hallazgo del misterio de la construcción de un sable de luz. Es una aventura realmente buena que goza de todo el sabor del universo Star Wars. El punto negativo es que requiere sí o sí de la aventura incluida en la Pantalla del Narrador, que supone una segunda parte necesaria para su conclusión.

Resumiendo y llegando a conclusiones. Los manuales son preciosos, con unas ilustraciones del más alto nivel. Realmente merecen la pena cada uno de ellos. Pero siendo justos, y si solo fuera a comprarme uno escogería entre Al Filo del Imperio y La Era de la Rebelión, la verdad, el que más rabia te de. Se pueden jugar partidas centradas en la rebelión con el primero o partidas de contrabando y pistoleros con el segundo sin ningún problema. En cuanto a La Fuerza y el Destino lo veo más como un manual para expandir los otros, especialmente si te gusta la presencia de Jedis, pero no recomendaría en ningún caso que fuera el único manual en tu estantería. Como ya he mencionado en la reseña, sus profesiones resultan demasiado abstractas y poco definidas como para tener un grupo formado en exclusiva por jugadores de este manual. Si que me parece un excelente añadido para cualquiera de los otros dos. En cuanto a los primeros, si el juego solo te interesa tangencialmente y nada más que vas a jugar de vez en cuando, solo te merece la pena adquirir uno de ellos, puesto que son los que más contenido repiten y se solapa. Pero sea lo que sea, espero que esta larga reseña os sea de utilidad y, sobre todo, ¡¡Sigan jugando!!