lunes, 2 de julio de 2018

Reseña: Jinetes de Rohan para El Anillo Único (Devir)

Jinetes de Rohan
Escrito por: Shane Ivey, Andrew Kenrick, T.S. Luikart, Francesco Nepitello y James M. Spahn.
Ilustraciones: Andrew Hepworth, Jon Hodgson, Jason Juta, Sam Manley, Jeremy McHugh, Jan Pospísil y Egil Thompson
Traducción: Jesús Herrero González
Formato: 160 páginas a todo color, tapa dura
© Sophisticated Games y Cubicle 7
publicado en España por Devir



En esta ocasión vamos a reseñar el último suplemento publicado en español de El Anillo Único. Jinetes de Rohan es un compendio regional para expandir el juego de rol más allá de las fronteras conocidas y publicadas hasta ahora. Estamos ante un libro sólido y bien acabado que comparte el preciosismo de toda la línea. En esta ocasión no se ha hecho esperar tanto como otros, pues salió unos cuantos meses después de Ruinas del Norte (reseña aquí) y conjuntamente con Mapas y Viajes (reseña aquí). 


Jinetes de Rohan es un suplemento regional que, al estilo ya visto dentro de la línea, se complementa con otro suplemento, este de aventuras, situado en la misma región. Formando un dúo imprescindible al estilo de lo que ya vimos con El Corazón del Yermo y Relatos de las Tierras Ásperas o Rivendel y Ruinas del Norte, la futura publicación de Juramentos de la Marca de los Jinetes (Oaths of the Riddermark) permitirá exprimir al máximo las posibilidades de este libro. De todos modos es perfectamente útil por separado dado todo el conocimiento que contiene.




Algo habitual en estos libros es el aprovechamiento de la parte interior de la portada y contraportada para colocar los mapas de la región. Encontraremos tanto un mapa geográfico para los jugadores como un mapa con el detalle del peligro inherente a cada zona especialmente destinado a los Maestros del Saber. Si bien ya disponemos de los mapas de manera individual y separada en el suplemento Mapas y Viajes, el disponer de tal ayuda incluida de manera tan útil en su interior supone un gran punto a favor para dicho manual.






Se nos presenta una historia cronológica bastante detallada de las tierras de Rohan y la Marca de los Jinetes, desde su nacimiento hasta los tiempos del Rey Thengel, padre de Theoden (conocido por su participación en la Guerra del Anillo). La lujosa cantidad de datos incorporados así como la descripción detallada de cada lugar y sitio suponen una delicia para todos los amantes de la obra de Tolkien. Aunque reconozco que puede resultar excesiva para los aficionados que solo busquen una aproximación al entorno. Muchos lectores han disfrutado con El Señor de los Anillos pero han sido incapaces de acabarse El Silmarillion, como ejemplo podría extrapolarse.

Si bien la calidad del suplemento es muy alta y recomendable, si que hay un par de problemas que me han asaltado. Uno es la repetición de textos redundantes. Da la sensación de que había que llenar 160 páginas y muchas veces el texto es "estirado" para cumplir un número determinado de caracteres y se repite sin sentido alguno. Otro punto a restar es la menor cantidad de ilustraciones interiores. Si bien las que se presentan mantienen el estándar de calidad ya visto con anterioridad, su reducida cantidad hace que podamos pasar páginas y páginas de texto sin imagen alguna. Menos ilustraciones y texto repetitivo, pequeños detalles que afean el producto final pero no disminuyen su calidad.






Si bien el contenido de la cronología y lugares destacados de Rohan supone una gran parte del texto presentado, se hace especial hincapié en Isengard y Fangorn. Isengard coronado por la Torre de Orthanc, hábitat del mago blanco, Saruman, y lugar de reposo de uno de los objetos mágicos más poderosos de la Tierra Media, la palantir de Orthanc. En este manual encontraremos todo lo necesario para interactuar con tan relevante personaje, así como, incluso, convertirlo en mecenas. La inquietante presencia del mago supone un auténtico tour de force para cualquier compañía, si bien es públicamente conocido su devenir futuro, en los tiempos en que se sitúa la trama puede resultar en un interesante y poderoso aliado. 

Así mismo el Bosque de Fangorn y sus peculiares habitantes, los Onodrims también conocidos como Ents. Seres tan antiguos como sabios y con hábitos tan extraños como incomprensibles. Si bien ya teníamos la localización del Bosque Negro como ejemplo de una maraña de árboles e inquietantes peligros, Fangorn es por mérito propio otra localización igualmente peligrosa. Temido por los jinetes con un miedo ancestral se nos presentan varias ideas de juego y semillas para incorporar en nuestra campaña en juego.






El suplemento se completa con reglas para incorporar caballos a nuestra partida, tanto viajar como para combatir. Un exhaustivo listado de caballos (incluyendo a los míticos Mearas) así como sus estadísticas para entrar en juego. Además de dos nuevas culturas para conformar a nuestros personajes como son los rohirrim y dunlendinos.

Las sensaciones que me ha dejado este suplemento son realmente buenas. Si bien tiene algún pequeño defecto como ya he mencionado más arriba, el conjunto total es soberbio. En Rivendel habíamos comprobado una pequeña bajada de calidad, principalmente debido a toda la incorporación de nuevas reglas que se añadían, restando espacio al desarrollo regional. Pero con Jinetes de la Marca volvemos al estilo de El Corazón del Yermo que supuso el paradigma de excelencia de la línea. La utilidad de este libro es impresionante, no solo disponemos de un trasfondo amplio y rico con que construir nuestras partidas, si no además encontramos ayudas, ideas y semillas de aventura que hacen bullir nuestra imaginación con futuras partidas. El perfecto ejemplo de erudición y pragmatismo. No se lo pierdan y ¡Sigan jugando!