jueves, 8 de noviembre de 2018

John Wick Presents despide a todos sus trabajadores ¿se pincha la burbuja del rol?

La compañía dirigida por el carismático y controvertido autor ha notificado a sus mecenas estas malas nuevas. John Wick Presents, la compañía estadounidense tras el juego 7º Mar, ha comunicado el despido inmediato de todos sus empleados. Afirma que tras revisar números se hacía impensable la sostenibilidad de la misma durante más tiempo, forzando a su fundador a tomar medidas tan drásticas.


En los avances transmitidos a los mecenas del kickstarter de 7th Sea 2nd Edition ha surgido tan pésima noticia. Si bien nada hacía prever dicho resultado pues estamos ante uno de los proyectos de financiación mediante mecenazgo más exitosos de todos los tiempos recaudando la escalofriante cifra de 1.3 millones de dolares (aunque eso no siempre supone el buen destino del proyecto ¿verdad Heroquest 25 Aniversario? ¿eh?). Por parte de la compañía se ha transmitido que seguirán sacando todos los extras alcanzados como metas, y no son pocos pues hablamos de 5 libros más, pero que su producción se verá ralentizada. Comunicación esta con la que esperan calmar a sus más de 11.000 mecenas que ven peligrar el resto de su inversión.

Hace poco ya nos hacíamos eco de los problemas financieros de Evil Hat (ver noticia aquí) y los fuertes recortes en plantilla y recursos a los que se habían visto obligados. No parece ser una casualidad la caída de otra compañía de las importantes en tan breve lapso de tiempo. Además es curioso que se observe un patrón común en ambas, puesto que financian la mayoría de sus proyectos mediante mecenazgo, lo que se considera popularmente como una forma de limitar el riesgo. Pero comenzamos a comprobar que este método de financiación no es la panacea para todos los problemas. Ya hace tiempo que conocimos de los graves problemas que tuvo Chaosium para sacar la séptima edición de Call of Cthulhu pues, a pesar de haber recaudado una cantidad ingente de dinero de esta forma, se encontró al final del camino sin medios para imprimir y enviar los ejemplares. Al final fue la vuelta de Greg Stafford y el capital que trajo consigo lo que salvó a la compañía. 

Los mecenazgos son armas que carga el diablo y requieren ser manejados por personas muy capaces. Si bien dispones de todo el dinero desde un principio debes ir dividiéndolo para cubrir las diferentes etapas de publicación de un manual: escritura, diseño, ilustraciones, correcciones, pruebas, impresión, envío y posibles gastos extraordinarios. Como podemos ver hay ciertas cantidades de dinero, muy relevantes, que no vamos a emplear hasta el final, como es la impresión y envío que pueden suponer más de un tercio del total con facilidad. Así es costumbre no dejar que ese capital duerma invirtiéndolo para que resulte productivo. Hablamos de operaciones de poco o nulo riesgo que producen pequeños beneficios. El problema es cuando somos avariciosos e invertimos ese dinero en productos de alto riesgo y altos beneficios. Y el problema es perderlo todo, Tal y como le sucedió a Chaosium. Ser un buen autor de juegos no te convierte en un buen empresario.

Evidentemente no digo que este haya sido el problema de John Wick Presents, puesto que el motivo de las drásticas medidas asumidas no se ha revelado. Desconocemos las causas reales y aunque con Evil Hat si que pudimos presentar algunos motivos de sus pequeños ingresos, no parecen compartir el mismo escenario. A veces nos olvidamos de que tras un juego de rol, de un manual, nada más que un libro, hay una enorme maquinaria puesta en funcionamiento, con personas reales cuya estabilidad económica depende de los resultados de ventas obtenidos. Y esta maquinaria no deja de ser una empresa, con todo lo que ello implica.

Llevamos tiempo observando el crecimiento de la industria de los juegos de rol y de los procedimientos de financiación mediante mecenazgo tras muchos de ellos, pero ¿hay cabida para tantos productos? la oferta aumenta pero ¿y la demanda? ¿puede el mercado/aficionado absorber tanto material publicado de manera tan seguida? Hace poco hablaba a través de twitter con un compañero americano muy aficionado de Dungeon Crawl Classics que se preguntaba la utilidad de comprar tantos y tantos libros de rol teniendo las estanterías saturadas de manuales que no usaría en su vida. Me comentaba que no necesitaba más que de DCC RPG, Numenera y Savage Worlds para jugar el resto de su vida. Que el resto posiblemente no los tocaría jamás. Y tiene razón. Vivimos en una época de consumismo desaforado que nos "fuerza" a comprar y comprar sin pararnos a analizar si realmente lo queremos o lo necesitamos. Y cada vez más aficionados son conscientes de ello no queriendo o pudiendo adquirir todo lo que se pone a la venta. Ya son dos compañías grandes las que han tenido que reducir sus expectativas de crecimiento (sino más) con un frenazo de los que dejan marca. Me atrevo a augurar que más devendrán al mismo resultado, bien por mala gestión o por agotamiento del mercado. Pero parecen hacerse evidentes signos de agotamiento en esta nueva edad dorada del rol en la que estamos inmersos. No seremos conscientes de la caída hasta que haya sucedido en toda su extensión, nos encontramos en el ojo del huracán y hasta que no haya pasado no podremos analizar las pérdidas que cause, pero están ahí. No podemos negarlas.

Sólo nos queda esperar y desear que esta predicción no llegue a cumplirse y se quede en no más que un revés financiero, pero parece que la burbuja está a punto de estallar.