lunes, 23 de abril de 2018

Reseña: Viajes y Mapas (Devir)

Viajes y Mapas
Escrito por: Andrew Kenrick, TS Luikart, Francesco Nepitello y Marco Rafalá
Ilustraciones de: Andy Hepworth, Jon Hodgson, Sam Manley
Traducción: Jesús Herrero González
Formato: libreto con grapas de 36 páginas a todo color sin tapas, cuatro mapas a doble cara
©2018 Devir Iberia


En abril de 2016 Cubicle 7 anunciaba la salida de un conjunto de mapas y libreto de ayudas para facilitar las fases de viaje, fases que tienen un peso específico muy particular en las mecánicas del juego. Y su camino a esta versión en español ha sido cuando menos tortuoso. El primer anuncio pseudo oficial que recibíamos los aficionados es que no llegaría a salir nunca. Resulta que Devir había tenido una muy mala experiencia con otro conjunto de mapas, esta vez referidos a su licencia con Dungeons and Dragons tercera edición, y puesto que se los había tenido que quedar sin salida en su almacén no tenían la menor intención de volver a meterse en estos asuntos. Cubicle 7, por aquel entonces, se llevó su primera tirada del producto a la DragonCon agotándose de inmediato. El público español optó entonces por lanzarse a por la versión inglesa, desapareciendo con avidez cualquier ejemplar que llegaba a las tiendas españolas. Visto lo visto, Devir por fin decidió que el producto tendría salida en el mercado nacional. Primero se nos dijo que dado lo particular de este libreto y mapas saldrían conjuntamente con Ruinas del Norte (reseña aquí), cosa que evidentemente no ocurrió. Se postergó su publicación a su salida conjunta, de manera gratuita, con Jinetes de Rohan. Pero cuando se fue a imprenta se dieron cuenta de que regalarlo no les salía tan bien económicamente como venderlo a parte. Y es algo entendible, al fin y al cabo una empresa debe perseguir su beneficio, no estamos hablando de una ONG. Se anunció inmediatamente que su precio sería muy ajustado, solo 10 euros, frente a los casi 25 de la versión original. Es cierto, el precio es mucho más bajo, pero lamentablemente la calidad de los materiales empleados también es mucho más baja.




En un facsímil parecido al de los coleccionables de quiosco nos llegan cuatro mapas de tamaño A2, un libreto con grapa sin tapas, todo ello precintado junto a un cartón de una tamaño un poco mayor para que el conjunto no llegue arrugado. Los mapas nos presentan dos caras con la misma región, en una se muestra la zona tal cual, y en la otra se divide el territorio mediante el uso de colores para marcar el grado de peligro que supone atravesarlos. Y aquí viene una de las principales quejas con respecto a la calidad de los materiales empleados, si bien en el producto original en inglés los mapas se presentaban en un formato resistente de alto gramaje, lo que aquí tenemos entre manos es un delgado papel, posiblemente de 60 gramos, que no va a resistir su salida a la mesa. ¿Qué sentido tiene disponer de un conjunto preciosista de mapas con reglas específicas de viajes si no puedes usarlos? La endeblez es tal que solo por abrirlos y cerrarlos un par de veces ya se han comenzado a romper por el pico central que se forma. Incomprensible. Aunque el contenido es excelente, el continente impide su cometido principal. Se miran pero no se tocan.



También, junto con los mapas, encontramos un libreto con grapa de 36 páginas sin tapas. Todo papel. Lo cual también me hace torcer el gesto. ¿Para qué meter un trozo de cartón más grande para presentar el conjunto y no ponerle las tapas de cartón rígido al libreto? Cosas que se escapan de mi mente. 





Pero no se equivoquen si piensan que estoy defraudado con la compra, pues no, no lo estoy. Es cierto que la calidad de los materiales podría (debería) haber sido mejor, pero la calidad del contenido hace que valga la pena. Ya comentaba que las fases de viaje tienen un peso particular muy alto en el discurrir del juego. Al contrario que en otros juegos de fantasía donde se solventa un viaje de días, semanas o incluso meses con un sencillo fundido en negro, El Anillo Único invita a desarrollar el peso y la carga que suponen esos largos trayectos. EAU es un juego muy particular y alejado de los estándares habituales donde las heridas emocionales tienen una importancia al mismo nivel que cualquier otro tipo de herida.

En este libreto se incluye una interesante ampliación de los peligros que podemos encontrar a lo largo de nuestro viaje. El Anillo Único trata de llevar el canon Tolkien a la mesa y así reflejar lo leído en su literatura. Pensemos en Frodo y Sam atravesando tierras oscuras, peligrosas, con una sensación de amenaza continua y constante que va quebrando su alma y espíritu a cada paso dado. No se trata necesariamente de ataques y combates, situaciones más sutiles, incluso cotidianas pueden suponer un obstáculo mucho mayor. Y eso es lo que aquí se nos presenta, toda una colección de peligros divididos por zonas y regiones que, en un viaje lo suficientemente largo, pueden ocupar toda una jornada de juego.




Además de los ya mencionados peligros, también se añaden reglas especiales para viajes marítimos y fluviales así como consejos y ayudas para construir y diseñar lugares dignos de mención, y recuerdo, dentro de nuestras partidas. Dichos añadidos son siempre bienvenidos en tanto en cuanto sirven como ejemplo para poder desarrollar nuestro propio estilo.

Resumiendo. La baja calidad del producto se compensa por su bajo precio, aunque yo hubiera estado dispuesto a pagar más por un libreto y mapas de mayor nivel, desconozco si el mercado lo hubiera absorbido igual, mejor o peor. Y aunque los materiales empleados son claramente decepcionantes no me arrepiento de haberlo comprado, puesto que el valor de su contenido es muy superior al de su continente. El Anillo Único es un juego especial, sin parangón conocido en el mercado rolero internacional y eso hace valer su peso en oro. Cualquier nuevo añadido merece la pena, aún cuando, como en este caso, no podamos llevarlo a la mesa. Sigan jugando!!